Iglesia de San Agustín

La iglesia de San Agustín ubicada en el centro histórico de Málaga, forma parte del conjunto arquitectónico que engloba también el antiguo convento del siglo XVI  y el colegio. Este conjunto fue levantado sobre predios que adquirieron los frailes Agustinos en 1575. Su vida monástica se perdió durante la Invasión Francesa y se volvió a retomar en 1812. La edificación pasó por varias manos, fue sede del ayuntamiento de Málaga, hospital durante la Guerra de África y seminario sacerdotal. A finales del siglo XIX se mantiene más, en manos del ayuntamiento por lo que además de darle uso religioso las estancias fueron aprovechadas como salones judiciales.

Iglesia San Agustín Málaga

En 1918, el convento volvió a manos del obispado, los Agustinos instalan allí una escuela que funcionó hasta la década de los 70. Posteriormente el conjunto fue comprado por la Diputación provincial para dejarlo en manos de la universidad de Málaga, para ese entonces el lugar solo abría sus puertas de vez en cuando a eventos culturales.

Durante un tiempo el inmueble sirvió de sede canónica a la hermandad de la Salud y desde allí salían en procesión para la semana santa. El lugar también fue bodega de los restos arqueológico que se encontraron en el centro histórico de Málaga.

En un futuro, la iglesia de San Agustín está proyectada para convertirse en biblioteca provincial. Actualmente acoge culto público, es sede canónica de la cofradía de la Pollinica y plataforma pastoral del colegio de los olivos. Celebra su fiesta que incluye la tradición Agustiniana de bendecir y repartir de miles de rosas.

El interior de la iglesia de San Agustín se divide en tres naves, la nave central es de bóveda de medio cañón con espectaculares molduras, sus arcos se apoyan sobre pilares corintios. Durante la quema de conventos perdió gran parte de su patrimonio religioso.