Capilla de la Paloma

La Capilla de María Santísima de la Paloma fue levantada junto con la casa hermandad de La Paloma en la Plaza de San Francisco del Barrio de la Goleta, en un espacio donde antes funcionaba el colegio de San Pedro y San Rafael de Málaga. El trabajo fue proyectado en dos fases por Antonio Valero del Valle, la primera fase se inauguró en 1995 con el traslado de María Santísima y a Nuestro Padre Jesús desde su antigua sede canónica. La segunda fase se dio a partir del 2009.

Capilla de la Paloma Málaga

La Capilla de María Santísima de la Paloma se divide en dos plantas, la planta baja está dispuesta al culto de Nuestro Padre Jesús de la Puente del Cedrón y la virgen de la Paloma, la imagen mariana preside el altar mayor en camarín elevado sobre el presbiterio, con retablo y mesa de altar del XVIII. Jesús de la Puente tiene su altar a un lado del Evangelio, en una hornacina semi abovedada con gajos de nervadura sobredorada, y lienzos de Raúl Berzosa de 2.007.

La nave central es rectangular con lienzos apilastrados y remates de arcos, que descansan en sencillos capiteles que juegan con medias bóvedas de aristas. El lienzo central de levante está embellecido por una enorme  pintura de Francisco Hernández. Esta planta baja la completa el coro, albacería y sacristía. En la siguiente planta de la capilla se encuentra el salón social, bar y las oficinas de secretaría, tesorería y contaduría. Actualmente la capilla aún tiene obras en curso que pretenden darle mayor espacio a las dependencias ya establecidas.

La capilla de Santa María de la Paloma es el mejor ejemplo de que se pueden lograr estructuras armoniosas en Málaga a partir de otras ya deterioradas. En 1996 obtuvo el premio Nazareno del Año por su gran aporte urbanístico.